Tomates verdes para los músculos

Según investigaciones de la Universidad de Lowa en la revista Journal of Biological Chemistry, han comprobado que la tomatidina que se encuentra en los tomates verdes, ayudan a disminuir la atrofia muscular, que afecta a ancianos o pacientes con algún tipo de lesión que deben permanecer por largos periodos de tiempo en reposo.

Estos investigadores han demostrado que la tomatidina cambia la expresión genética en los ratones, revirtiendo los cambios de las células musculares cuando se produce una inmovilización prolongada, además en los cultivos de laboratorio, han visto que en células humanas estimulaba el crecimiento de estas.

En los resultados con roedores sanos al añadir este a su dieta se ha visto un incremento de masa muscular y a su mismo tiempo la perdida de grasas, por lo que llegaron a la conclusión de que la tomatidina también podría ser un antídoto contra la obesidad, aunque todavía no han realizar investigaciones de cómo afectaría al humano y la dosis se debería usar.

Deja un comentario