Leche de Soja

Alternativa a la leche de vaca, “la soja”.

Más saludable, menos propensa a rechazos… Hoy en día se sabe que la leche de vaca no es tan buena como se pensaba puesto que a veces provoca inflamación y malestares en las personas al consumirla, para ello existen alternativas como la leche de soja o mejor aún la leche de almendras entre otras tantas.

La leche de soja podría ser una de las alternativas a la leche de vaca que en ocasiones producen males en determinadas personas.

Esta es consumida desde la década de los 90 donde obtuvo mucho protagonismo por el hecho de que lo consideraron milagroso puesto que las mujeres orientales consumían leche de soja y estudios realizados demostraban que eran menos propensas a sufrir cáncer de mama. Hoy en día, está demostrado que la salud de las mujeres orientales no es por consumir solamente leche de soja, sino por el estilo de alimentación que en general llevan.

Aunque hoy en día tiene a medio mundo dividido entre los científicos, si es más beneficiosa o por lo contrario perjudicial.

Sus beneficios

Lo cierto es que dado sus beneficios que posee, es recomendado pero como todo alimento su consumo con moderación, puesto que es rica en proteínas, baja en calorías y en materia grasa, en ácidos esenciales los cuales se consideran necesarios para el crecimiento y desarrollo para jóvenes y ancianos, aunque no se recomienda el consumo en menores de 5 años (consultar siempre a un pediatra sobre el tema), calcio, fosforo y su contenido en magnesio que ayuda a una mejor asimilación del calcio, vitaminas del tipo B, especialmente vitamina B6 y ácido fólico y minerales como su contenido en hierro.

Sus contras

A todo esto, la leche de soja a pesar de su contenido en nutriente, esta contiene en menos cantidades que la leche de vaca por lo que no es aconsejable su consumo como único.

 

Por lo tanto si se ha de sustituir la leche de vaca se ha de tener en cuenta que la leche de soja con moderación es una buena solución siempre que se combinen con otros alimentos u otras leches vegetales.

 

Deja un comentario