El ajo

Sus múltiples beneficios.

Sus múltiples beneficios.

Sorprendentes cualidades del ajo nos ayuda en muchos aspectos de nuestro organismo a pesar de dejarnos un fuerte aliento.

Unas de las principales funciones beneficiosas del ajo son:

– Mejora el sistema cardiovascular

– Supone un importante refuerzo del sistema inmune

– Un buen diurético

Es un remedio natural muy potente que aumenta las defensas del sistema inmune, combate contra las infecciones, mejora notablemente la circulación, ayuda a la disminución del colesterol malo, un buen antiinflamatorio, alivia dolores de cabeza, previene la arteriosclerosis, la hipertensión, alivian el asma y la bronquitis, es un buen depurante de toxinas nocivas, a lo que podemos agregar que se ha demostrado con investigaciones que ya provienen desde 1953 de los beneficios del ajo en el cáncer, de que la alicina ayuda a proteger contra el cáncer en el organismo eliminando las células cancerosas por lo cual podemos considerarlo como forma preventiva contra el cáncer.

Componentes activos principales del ajo

Supone una importante fuente de vitaminas A, B1, B2, B3, C y E. Encontramos también en el ajo carbohidratos, proteínas, fibras, potasio, selenio, fósforo, calcio, hierro, sodio; además de ser uno de los vegetales más ricos en selenio, entre otros aminoácidos sulfúreos.

Mejora el sistema cardiovascular

El ajo aporta múltiples beneficios al sistema cardiovascular, según el doctor Stephen Fulderen explica en su libro “El poder curativo del ajo” que este puede reducir significativamente los niveles de triglicéridos y colesterol malo, disminuir la presión arterial, fluidificar y purificar la sangre, y prevenir la coagulación o la trombosis en los vasos sanguíneos.

También para los diabéticos es un gran aliado ya que reduce los niveles de azúcar, en sangre y estimula el proceso de absorción de la misma.

Supone un importante refuerzo del sistema inmune

Los aminoácidos sulfúreos provocan un efecto antibacteriano y antivírico, contribuyen a aumentar los leucocitos y los macrófagos.

Se puede utilizar para tratamiento preventivo infecciones de todo tipo siempre que estas no sean de carácter agudo o mortal, como por ejemplo en infecciones de boca, garganta o pecho, resfriados, toses, bronquitis, sinusitis, laringitis, rinitis, asma y gripe, o infecciones de estómago como la diarrea o gastroenteritis.

Un buen diurético

Un buen diurético y estimulante, además tiene una indudable acción terapéutica sobre el hígado, el páncreas y las glándulas tiroideas, pituitarias y suprarrenales.

Concejos

Cada vez más los profesionales de la salud recomida comer uno o dos dientes de ajo al día para prevenir grandes números de dolencias, incluido el cáncer.

Como el ajo es un potencial anticoagulante se recomienda si va a hacer una intervención en quirófano abstenerse de tomar con anterioridad.

 

 

 

Deja un comentario